2021

Los Arcángeles

Traducido por Alejandro Linconao

Para Hans Werner Schroeder, los arcángeles, un legado de la tradición persa en la Europa medieval, insuflan las fuerzas cósmicas originales en las acciones de los hombres justos y rectos y protegen a las personas contra el declive de sus fuerzas vivas.
El arcángel de grandes alas extendidas y protectoras, que encontramos en las mitologías avestica, cristiana y medieval, indica el camino, lo señala, nos invita a seguirlo en su marcha o en su vuelo siempre ascendente hacia la luz de las luces: la fuerza angélica y miguelina, afirma Emil Bock, induce una dinámica permanente, una tensión perpetua hacia la luz, lo sublime, a la superación. No se contenta nunca con lo que ya existe, con lo que se ha logrado, con lo que se ha terminado y cerrado; alienta a sumergirse en el futuro, innovar, avanzar en todas las áreas, forjar nuevas formas, luchar incansablemente por causas que aún no se han ganado. En el culto a San Miguel, el arcángel no ofrece nada a los hombres que lo siguen, ni ventajas materiales ni recompensas morales. El arcángel no es un consolador. Él no está allí para evitar problemas y dificultades. No ama la comodidad de los hombres, porque sabe que con aquellos que están inmersos en la opulencia no podemos hacer nada grande o luminoso.

La religión más antigua de los pueblos europeos es pues, esta religión de luz, de gloria, de dinámica y esfuerzo sobre uno mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *